miércoles, 25 de noviembre de 2009

¿Cuáles son los componentes de un proyecto docente o diseño de la docencia?


Orientará a ir aprehendiendo el diseño como tarea concreta en la que plasmamos no sólo lo que haremos, sino por qué y qué haremos para que un grupo de alumnos y alumnas logre el aprendizaje.
Los  referentes o aspectos externos que deben considerarse previamente a un diseño, puesto que remiten a las intenciones (ideales) en relación con las necesidades educativas de los miembros de una comunidad social, que tendrían que ser satisfechas o cumplidas por la escuela o lugar de enseñanza. Estas consideraciones pueden llamarse marcos de referencia y comprenden: marco filosófico y de valores, el psicopedagógico, el sociológico y el epistemológico (fuentes del currículum), son básicos para el establecimiento de las intenciones o finalidades educativas y para configurar de manera congruente los componentes estructurales mínimos de un diseño de enseñanza: los objetivos, los contenidos, las actividades y estrategias de enseñanza – aprendizaje, y la evaluación. Estos cuatro elementos estructurales configuran un método idóneo para el proceso enseñanza – aprendizaje.
Intenciones o Finalidades educativas, se definen como la formulación de los propósitos generales acerca de los cambios que pretendemos lograr a partir de la intervención educativa. Y son el resultado de la revisión crítica de lo que se considera adecuado incorporar a los programas de enseñanza – aprendizaje.
Pretenden crear las condiciones para que los alumnos y alumnas se apropien de la “cultura pública” (stenhouse, 1987) y de las habilidades cognitivas que les permitan tanto la integración a la sociedad como la transformación y el cambio de ésta.
Marco filosófico y de valores permite y exige la validación del modelo de dicha escuela o centro educativo, presentado por un grupo de administradores de la escuela para qué nuestro quehacer docente este fundamentado en convicciones y, por ende motivado hacia el logro de las intenciones compartidas en una tarea educativa conjunta.
Marco de las fuentes curriculares  (campos de la realidad cuyo análisis facilita construir la educación, la enseñanza y el aprendizaje en las escuelas).
En los Objetivos se concretarán las finalidades en torno a un tema o problemática, en términos de lo que podrán lograr los alumnos.
Los Contenidos que conforman los cursos o unidades didácticas son los referentes a la materia o eje modular que enseñamos.
En la intervención educativa se deberá poner énfasis en la enseñanza – aprendizaje de ciertos saberes, como actitudinales, y en la promoción de valores para la convivencia armónica y la preservación de la vida, así como en saberes metacognitivos (saber cómo aprendemos) (UNESCO, 1995).
Las actividades y estrategias de enseñanza – aprendizaje supone articulaciones con el método con la manera de pensar el logro de los objetivos de la enseñanza aprendizaje, enraizados en unos contenidos disciplinarios y saberes valorados por la sociedad. El conjunto de acciones para la enseñanza – aprendizaje que se establecen en un diseño del trabajo docente debe desarrollar las capacidades del alumno en torno a unos propósitos y contenidos por aprender.
La evaluación está o deberá estar muy ligada al diseño de la enseñanza, que hace referencia al proceso mediante el cual hacemos una propuesta de acreditación del curso, a través de seleccionar algunos productos de las actividades y tareas de aprendizaje para probar los logros de o sobre aprendizajes que han obtenido los alumnos y alumnas a partir de la intervención educativa. 
Olga González Capetillo, Manuel Flores Fahara. El trabajo docente: enfoques innovadores para el diseño de un curso. 2a ed. México:Trillas. Pág (22-29).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada